CONSEJOS PARA UNA MARATÓN


Te voy a regalar un titular que te va a dejar loco: No hay nada más sano que ser deportista. No me refiero a ser deportista de élite, que en algunos casos puede hasta derivar en una falta de cultura preocupante, sino a deportista como estilo de vida.

El deporte es cultura, el deporte es actitud, es forma de pensar, de comportarse. Los que llevamos desde pequeños compitiendo al deporte que sea, hemos tenido que llevarnos decepciones, hacer sacrificios, gestionar nervios, luchar contra la presión, contener la ira o buscar soluciones donde parecía que no las había. Aunque no nos engañemos, también hemos podido celebrar de vez en cuando, porque el esfuerzo siempre paga. ¡Y cómo paga!

1419872725_517762_1419874937_album_normal

El mundo necesita gente con necesidad. Con necesidad de crecer, con necesidad de mejorar, con necesidad de competir; de siempre ir a más, de nunca ir a menos. Con la obsesión por llegar al siguiente nivel lo antes y lo mejor posible. Solo o acompañado. Gente que mueva montañas y que motive al resto a pelear por todo. Deportistas, aunque sean deportistas de silla de oficina, de salón, o de terraza de bar. Pero deportistas. Gente que quiera comerse el mundo y siga con hambre de más.

Y nuestro problema es que siempre lo queremos todo ya. La impaciencia nos puede, nos lastra y nos arrastra. Nos cuesta esperar a que aquello que deseamos llegue. Siempre creemos que lo podemos tocar. Pero esa medalla no va a llegar si no entrenas. No. No todo es tan sencillo.

En el deporte como en la vida no juegas solo, amigo. Tienes primero que aprender a competir. Descubrir todo aquello que te hace falta para que lo que deseas sea una realidad. Para que tus objetivos se cumplan. Y te sientas como Dios. Y para ello, aunque nos joda, toca tener paciencia.

Porque tú siempre podrás hacer todo lo que esté en tu mano. Y siendo alguien ambicioso, no tengo duda de que lo harás, de que pelearás, de que querrás demostrar que lo mereces. Porque a las 7 de la mañana ya has estirado, calentado, y has salido a darlo todo antes que cualquiera. Porque tú lo haces como nadie, cuidas a esa persona como nadie o eres un colega de los que ya no quedan. Eres un tío íntegro, eres un amor, una máquina.

Pero lo que nos cuesta entender es que no siempre es el momento indicado.

La vida, como el deporte, son momentos. Hay que aprender. Cuando eras un niño y te tocaba correr, empezabas a correr como un condenado y a los pocos metros estabas desfondado. ¿Pero a que ahora no empiezas tus carreras sprintando? Si quieres aguantar más te vale controlar y planear tus tiempos.

1419872725_517762_1419875470_album_normal

Te toca entender dónde estás. Cómo has llegado hasta aquí y hasta dónde quieres llegar. ¡Y qué bonito es dejarse llevar! Ir día a día y ver a dónde te llevan los pies. Pero para llegar a donde quieres tienes que pensar y visualizar cómo vas a lograr tu objetivo.

Tienes que saber destacar tus puntos fuertes y disimular los débiles. Saber que las circunstancias marcan y aunque puedas intentarlo, muchas veces, lo que no es, es porque no debe ser. O no debía ser AÚN. Porque ese aún es lo único que necesitamos para seguir intentándolo.

http://www.thequotepedia.com/images/118/when-youre-a-winner-you-come-back-no-matter-what-happened-the-day-before-winner-quote.jpg

Eres un deportista y pinta que serás de los buenos, pero aún te queda mucho que aprender y te empeñas en precipitarte. En querer salvar barreras, saltarte pasos. Porque los buenos deportistas también son los más avispados.

Y así, obviamente crecerás, pero más de una decepción te vas a llevar, campeón. Cuando el camino marcado no es el mejor, cuando viene con curvas, te entran ganas de saltarte la chicane, pero cuando vas campo a través algún susto te vas llevar ya que nadie te va a avisar de dónde están los obstáculos.

Porque cuanto más arriesgas, más ganas, pero más puedes recibir. No siempre puedes estar a tope. Y aunque lo estés puede que aún no te toque vencer. Y el fracaso siempre es una opción. Y no debemos tener miedo a fracasar, a perder, a naufragar porque aunque suene a tópico, cuanto más fuerte es la caída y más difícil es levantarse, más fuerte vuelves.

Y cada vez eres más resistente a los reveses. Porque sabes más y mides cada paso con inteligencia. Eres más consciente del entorno. De lo que hacen o planean el resto de jugadores, que, igual que tú, quieren crecer. Y así, ¿adivina qué? tarde o temprano acabas encontrando el éxito. Descubres cuándo es el momento. Cuando es tu momento.

Y al final te das cuenta. Lo bonito del deporte no es el momento de las medallas, de los reconocimientos, de los éxitos. Lo bonito del deporte, como de la vida, es el camino. Y no hay nada más sano que caminar.

Si ya lo dijo Nadal: “Lo que te hace ganar es querer ganar y querer hacer todo lo que toca para ganar. Querer trabajar cuando no te apetece. Saber aguantarte en los momentos complicados pensando que van a cambiar. Ser lo suficientemente tozudo para pensar que las cosas saldrán bien cuando no salen a la primera ni a la décima. Que la mente esté preparada para asumir las dificultades para así poder superarlas.”

Á.J.

https://passion4run.files.wordpress.com/2014/05/3f4af5b3a648b5b252f7be7eb5a33ea6.jpg

3 comentarios en “CONSEJOS PARA UNA MARATÓN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s