¿Y SI REMÁSEMOS EN LA MISMA DIRECCIÓN?


Hace unas semanas comenté que iba a estar un tiempo sin escribir acerca de rupturas,  relaciones, motivaciones varias y otros mundos que nos llevan a pensar y comernos el coco. Y lo hice. De hecho llevo semanas sin escribir.  Nada. Misión cumplida. Bueno, en realidad no.

con Emma Stone todo es mejor

El caso es que mi intención no era esa. Yo quería que me salieran temas chulos. Temas de esos que te enamoran. Que empiezas y piensas que es una locura, pero no puedes dejarlo. Textos como drogas, de empezar y no parar. Viajes llenos de anécdotas. Esa chica que te mira en el metro, es el amor de tu vida durante unos segundos y no vuelves a ver. Reuniones con amigos que empiezan con todo el mundo sobrio hablando de planes, sueños y esperanzas y acaban con todo el personal beodo debatiendo sobre política o sobre la culpabilidad de Andreas Lubitz. Noches locas vaya.

No es Emma Stone porque a Emma Stone la vamos a volver a ver.

Pero está claro que lo primero es vivir. Y últimamente no he vivido mucho. Al menos no historias dignas de compartir. Que la rutina no es buena compañera. Que hay que salir de ahí como sea.  Que no soy influencer chicos. ¿Qué se le va a hacer?

Por suerte empieza la mejor época del año. Llega el buen tiempo. Escribo esto en el primer día de lluvia en semanas, será que soy algo gafe. Pero es obvio que aunque Winter is coming a una velocidad de vértigo por un lado, (¡Qué putas ganas ya, joder!), empieza ese tiempo en el que la meteorología acompaña, que salir del trabajo es sinónimo de terraza, que fin de semana puede ser sinónimo de viaje y que cualquier semana te puedes escapar.

Aprovechan el buen tiempo para ayudar. Si es que…

Yo como buen sufridor durante el invierno, he sido fiel a mi puesto en la guardia de la noche día sí día también.  No abandoné mi puesto, no disfruté de descanso. Y todo sacrificio tiene su premio. Pero no soy paciente, soy muy impaciente de hecho, no soy muy de planes fríos, no se esperar. Así que aprovechando este buen tiempo, toca huir. Inauguro y os doy el pie porque todos sabemos que Semana Santa no cuenta como escapada. Eso es rutina también. ¡Me voy al Perú!

Me voy lejos. A desconectar un poco. A sorprenderme con nada y a admirar aquello que descubro por primera vez. A perder el hilo de lo que pasa aquí. A alejarme de España y olvidarme de ella unos días. Porque hoy, me tiene hasta las narices.

El caso es que hace gracia esa relación de amor odio que tenemos los españoles con España. A todos nos encanta esto. El mejor lugar para vivir. El cielo más azul, el de Madrid. Qué tiempazo hace. Qué ambiente por las calles. Qué gusto de gente. Las chicas más guapas son las nuestras. ¿Nosotros? Mejores que los guiris de aquí a Lima. Nuestras fiestas hasta el amanecer no existen en otro lado. Pero. Siempre hay peros. Qué vergüenza ajena ver ciertos comportamientos. “¿Por qué quitan mujhombres hoy? Pero si solo ha muerto gente.” Juventud a la que le da igual la actualidad. Que el último libro que leyeron fue en primaria. Nos sorprende que vayan mal las cosas cuando el canal con más audiencia es Telecinco. Gente que no quiere mejorar. Y los que quieren: Qué miseria cobro al mes. Qué mal me tratan con lo bien formado que estoy. Si es que damos vergüenza. Vaya país de mierda.

Yo me quiero ir, pero no me quiero ir. Quiero echarte de menos España. Aprender. Descubrir. Entender cómo se comporta la gente allí. Qué mueve sus decisiones fuera. Qué es lo que nos hace diferentes. Quiero entender qué les hace mejores,  traerlo a España y fracasar. ¿Por qué, a quién se le ocurre enseñarle nada a un español? Nosotros que todo lo sabemos y de todo opinamos. Nosotros que si empleásemos toda nuestra ocurrencia y todos nuestros conocimientos podríamos ser líderes, pero no queremos. Que esto es España y por mucho que Twitter se empeñe, no va a cambiar. Que hay que ver la de imbéciles que hay en España porque votan al partido con el que no comulgo. Las redes que se mueven por el odio, por las críticas, por buscar las diferencias, la sal en el azúcar, y así nos va.

Porque ya lo dijo Otto von Bismarck: La nación más fuerte del mundo es sin duda España. Siempre ha intentado autodestruirse y nunca lo ha conseguido. El día que dejen de intentarlo, volverán a ser la vanguardia del mundo.

Pues eso. Á.J.

4 comentarios en “¿Y SI REMÁSEMOS EN LA MISMA DIRECCIÓN?

  1. Huye de aquí jajaja No, en serio, me caes bien si eres de esas personas que se van a la aventura! Yo también he escrito una entrada sobre lo que es huir (aún no la he publicado porque no tengo tiempo de nada, pero lo haré)! 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Le echaré un ojo. 😉
      Por mi parte la intención de irme es clara. A ver si consigo ese incentivo que me ayude a dar el empujón y empezar a publicar cosas desde fuera de España.
      Muchas gracias por el consejo.
      Á.J.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s